Te presentamos 9 tendencias en educación que podrás ver en el salón de clase este 2020.

Te presentamos 9 tendencias en educación que podrás ver en el salón de clase este 2020.

     Sabemos que la educación necesita evolucionar para ir alineada a todos los cambios que se están presentando en nuestro entorno. Un cambio profundo, tal y como ha evolucionado la ciencia, la música, la cocina, el arte, etc. Desde ahora se están comenzando a perfilar como serán las clases del futuro.

En IUANI te presentamos 9 tendencias en educación que podrás ver en el salón de clase este 2020:

  1. Tecnologías inmersivas: Utilizan la realidad virtual y realidad aumentada para el proceso de enseñanza. El objetivo es mezclar elementos reales con contenidos simulados para contextualizar los entornos realmente existentes. Ahora los alumnos pueden aprender ciertos temas visualizando los objetos y procesos para volver el conocimiento más dúctil y dinámico (por ejemplo, la geografía, la historia, el interior de los seres vivos, etc).
  2. Aprendizaje basado en proyectos (ABP o PBL, Project-based learning): Consiste hacer un proyecto auténtico y real habitualmente en grupo que deberá ser resuelto. El alumno puede participar, hablar y dar su opinión mientras que el docente adquiere un rol menos activo. El aula en el ABP adquiere otro sentido, ya que los alumnos tendrán que trabajar en grupo, moverse, relacionarse con otros para desarrollar las habilidades que se desea.
  3. Aprendizaje adaptativo: El docente analiza estadísticas y reportes generados por el alumno durante el proceso de aprendizaje (learning analytics). Este análisis de datos permite que el aprendizaje se adapte a las necesidades educativas de cada alumno, como estudiante, como ser humano y a su propio ritmo. El aprendizaje adaptativo combina las ciencias cognitivas, big data e inteligencia artificial.
  4. Gamificación: Es una técnica de aprendizaje que traslada la mecánica de los juegos al ámbito educativo con el fin de conseguir mejores resultados. Diversos estudios han demostrado que la liberación de dopamina y serotonina resultado de la práctica de diferentes juegos facilita el aprendizaje.
  5. Blockchain: La palabra “blockchain” se ha convertido en un buzzword o palabra que hemos escuchado en los últimos años, sobre todo por el auge de Bitcoin. Sin embargo, pocos realmente entienden el funcionamiento de esta tecnología. En realidad, es una forma completamente nueva de documentar datos administrados por computadoras y que actualmente ha sido ampliamente aplicado a las criptomonedas. Así es como han aparecido distintos materiales educativos enfocados en la enseñanza de blockchain para niños y de esta forma puedan comprender por medio de juegos como funciona esta nueva tecnología.
  6. Inteligencia Artificial: Es la inteligencia llevada a cabo por máquinas. “La IA transformará profundamente la educación”, declaró Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO. “Se van a revolucionar los métodos de enseñanza, las formas de aprender, de acceder al conocimiento, de capacitar a los docentes”. Esto contempla desde plataformas online para aprendizaje hasta robots que funcionan como tutores.
  7. Microlearning: El microaprendizaje es una metodología de enseñanza segmentada en pequeños contenidos o piezas de información que están relacionadas. Esto es cápsulas informativas sobre un tema específico en forma de juegos, videos e infografías. Se caracterizan por la simplicidad, un mensaje contextualizado y son fáciles de asimilar.
  8. Neuroeducación: La neuropedagogía promueve una mayor integración de las ciencias de la educación con aquellas que se ocupan del desarrollo neurológico. Estudia el papel que juega el cerebro en el proceso de enseñanza y uno de sus mayores beneficios es gestionar las emociones para no reaccionar impulsivamente a ellas y así, poder dar una respuesta más acertada. Esto nos ayuda también a potencializar el aprendizaje y descubrir como el cerebro aprende.
  9. Escape room: Es un juego de aventura físico y mental que consiste en resolver un enigma en una habitación con un tiempo definido previamente. Los “juegos de escape” desarrollan el pensamiento lógico, la creatividad y fomentan el trabajo en equipo y desarrollan su capacidad de concentración. Los alumnos viven una aventura y durante el aprendizaje desarrollan el sentimiento de felicidad.

Seamos factores de cambio en la educación, ¿te apuntas?

por Jenny Aguado, Business Strategy IUANI

Añadir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

shares